Cómo evitar estafas por internet

Las estafas por internet y con la tecnología en general, principalmente dirigidos a personas mayores han aumentado hasta un 400%, porque muchas veces, los delincuentes se aprovechan de que los adultos mayores conocen poco sobre la seguridad y confían ciegamente en lo que hacen en internet.

Si bien las personas mayores no son el único objetivo de estos estafadores, ni son las únicas víctimas. Cualquiera de nosotros puede caer, pues durante este último año tenemos que pedir comida para llevar, que nos entreguen los productos farmacéuticos, pagar en línea y confiar en las herramientas que hay en línea.

Deberíamos poder hacer pedidos en línea y recibirlos en casa sin temor a que nos roben la identidad o los ahorros de toda la vida. Las historias de estafas a personas mayores son cada vez más abundantes.

Alguna vez hemos escuchado que la tarjeta de crédito se quedó sin fondos, un caso raro si para lo único que se utiliza es para pedir comida. Este tipo de estafas sigue creciendo y tristemente cada día involucra a más personas mayores, pues se han convertido en el “blanco fácil” para ser estafados en línea.

Por qué sigue siendo un problema

Las estafas son tan abundantes como el número de delincuentes que tienen como objetivo sus ahorros, tarjetas de débito y de crédito. Los estafadores han mejorado su juego. La tecnología que utilizan para cometer y ejecutar el fraude contra las personas mayores es más sofisticada. Sus técnicas evolucionan tan rápidamente que las industrias relacionadas con la ciberseguridad no pueden seguir el ritmo del volumen de nuevas ideas, y mucho menos atrapar a los estafadores.

Aunque los nuevos sistemas para proteger las contraseñas y la información privada, a veces conocidos como autenticación de doble factor o verificación en dos pasos, dificultan el robo de identidad por parte de los estafadores, sólo lo hacen si se utilizan.

Muchos lo consideran una molestia. Las personas mayores que están sentadas en casa con su ordenador no quieren que se les moleste para recuperar un código de su teléfono para introducirlo cuando hacen un pedido en línea. Muchos de nosotros tampoco dominamos los teléfonos.

Recomendaciones para mejorar tu seguridad

Lo primero es que construyas contraseñas fuertes. El cumpleaños de tu pareja y los nombres de tus mascotas son demasiado fáciles de adivinar; lo mejor es utilizar una combinación de una cita corta que sea fácil, una serie de números que no estén en fila como 1,2,3,4, y mantén la tecla de mayúsculas presionada y duplica la serie de números para los caracteres especiales, así: SerONoSer2019!!(@! Lo creas o no, esa es una contraseña complicada de adivinar.

Si no eres bueno recordando cada una de ellas, siempre puedes utilizar un gestor de contraseñas que te ayudará a utilizar muchas contraseñas en diferentes sitios, pero sin necesidad de que tu sepas cada una de ellas solo una. Por lo tanto, si un estafador consigue esa contraseña, solo tiene acceso a ese programa, no a todas tus cosas.

Algo bien importante es nunca debes usar el Wi-Fi en Starbucks o su cafetería favorita sin comprobar que es Starbucks y no Starbucxs. Los estafadores montan sus pequeños servidores de estafa con un nombre similar para pillarte desprevenido. Y si ya vas a usar esta red, no lo hagas para realizar movimientos bancarios o algo parecido.

Estafas en cajeros automáticos

Otras estafas tienen que ver con los cajeros automáticos. Lo mejor es siempre usar el mismo cajero automático. Lo mejor es hacerlo en cajeros que están en una sucursal, por si la tarjeta es retenida o no dispensa la cantidad correcta de dinero en efectivo, puedes entrar para obtener ayuda.

Otra razón para usar la misma máquina es que así notarás cualquier cosa extraña o diferente que pueda ser un escáner para robar tu número de tarjeta y tu pin. Haz que tu número pin sea algo difícil de adivinar también. Tu cumpleaños o los cuatro últimos de tu seguridad social o tu número de teléfono son demasiado fáciles. Si dejas que alguien saque dinero del cajero automático con tu tarjeta, cambia el pin después de completar la transacción.

Incluso si se trata de tu amigo de mayor confianza. Es posible que lo hayan anotado, incluso que lo hayan dejado en la máquina. No dejes que el descuido de otra persona te cueste el dinero que tanto te ha costado ganar.

Comprueba diariamente tus cuentas online y activa las notificaciones de tu cuenta. Si alguien realiza una retirada no autorizada mientras estás en tu computadora o cerca de tu teléfono, puedes actuar de inmediato, frustrando quizás un segundo intento.

Deja un comentario