Como es bien sabido, facebook esta lleno de estafas, esta vez el protagonista es un joven al que los medios han llegado a definirle como uno de los mejores candidatos a convertirse en el nuevo Jordan Belfort, más conocido como el «Lobo de Wall Street». Coincidencias, desde luego, no le faltan, sobre todo en lo que se refiere al apego al dinero y a los métodos poco ortodoxos para conseguirlo. El joven, que cuenta hoy con solo 22 años, tuvo claro desde su etapa adolescente que su meta en la vida no debía ser otra que la de convertirse en millonario. Y lo consiguió aunque, ciertamente, por el camino equivocado.

Martin Grunin, que puede carecer de muchas cualidades menos de inventiva, no dudó en valerse de la red social Facebook para sumar millones a su cuenta bancaria aunque, a diferencia de otros talentos de corta edad, el pequeño «lobo» lo hizo utilizando la estafa y suplantando identidades de terceros, tal y como ya ha denunciado el equipo de Zuckerberg.

fraudes en facebook con programas de afiliados y cpa

Sorprende a los medios cómo el método empleado por Grunin, aparentemente sencillo, escapó al control de Facebook y dotó al joven de un increíble éxito en sus opacos negocios. En concreto, esta persona se las arregló para crear un buen número de páginas en la red social haciéndose pasar, para ello, por altos cargos de distintas compañías.

A través las fraudulentas páginas, Grunin logró que Facebook picara el anzuelo y llenó sus plataformas de alto e intenso contenido sexual cuyo rédito económico no tardó en convertir al joven en un «niño rico». Así lo aseguraba el propio Grunin en un periódico de su Universidad cuando interesó por su incipiente fortuna: «Me encanta el dinero. Me he acostumbrado a salir de compras sin mirar el precio», narra el diario «The New York Post».

Sospechas de Facebook

Grunin, dicel rotativo estadounidense, urdió su plan a la perfección y no dejó un cabo suelto al lograr, creando cuentas bancarias falsas y apropiándose de los correos electrónicos de altos directivos, que el equipo de Zuckerberg le proporcionara su confianza permitiéndole insertar publicidad en sus páginas. Sin embargo, como siempre ocurre, la avaricia rompe el saco y Facebook no tardó en seguir los movimientos de Grunin, sobre todo al comprobar que no había ingresado un solo dólar a pesar de la ingente cantidad de publicidad insertada. Aunque el contencioso tendrá todavía que resolverse, el hecho de haberse reído en la cara de Facebook podría costarle a Grunin altas sumas de dinero e, incluso, su ingreso en prisión.

En total, Facebook ha clausurado un total de 70 páginas fraudulentas montadas por Grunin quien, a pesar de saber de antemano el riesgo que corría, nunca dejó de jactarse de su capacidad para burlar a la compañía: «Ellos habrán estudiado en Harvard, pero yo soy mucho mejor», dijo el joven estafador al periódico de su universidad. En su canal de vídeos en YouTube, además, puede comprobarse cómo Grunin no dudaba en ofrecer todo tipo de consejos para sacar partido al dinero, dominar los mercados o conseguir el camino al éxito en tan solo 25 minutos. Esperemos que no tenga muchos seguidores.

Fuente: ABC

¿Que opinas sobre este tema?