En vida, Ariel Gutiérrez Botello, hijo del ex líder sindical del Instituto Mexicano del Seguro Social, Valdemar Gutiérrez Fragoso, trabajó para el IMSS en una plaza de auxilar de oficina, sin embargo, ahora muerto, hay una pensión a su nombre por 20 mil pesos con la categoría de médico familiar.

“Después de su defunción, esa pensión de 20 mil pesos mensuales se sigue cobrando, suma elevada si se considera que en su primer puesto, se registra un sueldo mensual base de 2 mil 641 pesos, situación, que al igual que otros beneficios de la familia Valdemar, son tolerados por el actual dirigente del sindicato, Manuel Vallejo”, denunció la Coordinadora Nacional en Defensa de los Derechos Humanos de los Trabajadores Activos y Jubilados de la Seguridad Social.

Al respecto, Manuel Vallejo, líder del Sindicato Nacional de Trabajadores del Seguro Social, dijo que no haría comentarios sobre el tema.

IMSS - Instituto mexicano del seguro socialDe acuerdo con el IMSS, Ariel Gutiérrez Botello fue trabajador del instituto y falleció en activo el 29 de septiembre de 2009, con una antigüedad laboral de cuatros años.

Sobre la pensión el IMSS precisó en respuesta a El Universal: “Conforme a los artículos 4, 5 y 14 del Régimen de Jubilaciones y Pensiones (RJP) del Contrato Colectivo de Trabajo vigente, la Comisión Nacional Mixta de Jubilaciones y Pensiones, resolvió, de acuerdo con la Ley, otorgar una pensión de 3 mil nueve pesos con 69 centavos mensuales en favor de Leticia Botello Amante, madre del finado”, quien también ha trabajado en el IMSS.

Sin embargo, José Arturo Calva Pérez, fundador de la Coordinadora Nacional en Defensa de los Derechos Humanos de los Trabajadores Activos y Jubilados de la Seguridad Social, presentó documentos en los que puede observar que el IMSS paga una pensión por 20 mil pesos a Ariel Gutiérrez Botello. Los documentos fueron entregados por este diario al IMSS para que fueran cotejados, sin embargo, no se obtuvo algún comentario sobre los mismos.

Calva Pérez dijo que habrá que verificar la legalidad de este asunto en el cual resulta beneficiada señora Leticia Botello, hermana de Delia Irene Botello Amante, ex coordinadora zonal de guarderías en Sonora y quien fue encarcelada a causa de los hechos del incendio del 5 de junio de 2009 en la Guardería ABC de Hermosillo.

Calva insistió en que hay que ir al fondo sobre los beneficios de la familia de Valdemar Gutiérrez, quien durante su gestión dejó colocados a hermanos, primos y cuñados.

Algunos de ellos, dice, saltaron de intendencia a categorías con sueldos equivalentes a jefaturas. “Hoy cuentan con la protección del actual secretario general Manuel Vallejo, quien también heredó las componendas de su antecesor”, sostuvo Calva.

No sólo eso, también a su esposa ha estado en la nómina del IMSS. Los beneficios de los que han gozado sus hijos y pareja, se extienden a otras ramas del árbol genealógico del otrora líder incapacitado por su estado de salud, insistió Calva Pérez, quien con copias de tarjetones de pago hizo esa denuncia.

En una de esas copias señaló reiteradamente a los hijos Valdemar Gutiérrez Botello y Ariel Gutiérrez Botello, quien, como confirmó el IMSS, murió en 2009. “Dio el salto a una categoría equivalente a médico”, sin tener los estudios como tal, ni la experiencia, pues cursó sólo dos semestres de la carrera de turismo en una universidad privada, dijo Calva.

Recordó que el joven fallecido, en septiembre de 2009 fue detenido en el aeropuerto de Barajas, España por tratar de introducir cápsulas con cocaína, que llevaba en el estómago. Argumentó entonces que era empleado del IMSS y que iba en comisión sindical. Fue recluido en Soto del Real y posteriormente extraditado a México.

El fundador de la citada Coordinadora Nacional, dice que en la lista de los que están en nómina y tienen relación consanguínea con el ex dirigente, se ubican, entre otros: Jorge, César, Silvia, Gabina, Gustavo, Óscar, Rosa María, Arturo, Sergio y Verónica todos con apellidos Gutiérrez Fragoso.

Le pagan asistencia

Valdemar Gutiérrez Fragoso, a pesar de que se encuentra incapacitado, por males cardiacos desde el año pasado, cobra lo referente a asistencia y puntualidad, explicó Calva y presentó copias de las tarjetas de nómina en las que aparecen ese tipo de beneficios económicos.

Calva, quien dijo tener 33 años como trabajador del IMSS, hoy desempeñándose en el área médica, con puesto de coordinador de programas, cita como ejemplo de las ilegalidades que deben ser investigadas, así como al actual dirigente por avalarlas todavía, el caso del hijo del ex dirigente, Valdemar Gutiérrez Botello.

Éste, aseguró Calva, cobra con la categoría más alta en nómina de confianza que es la N63, ubicada después de un puesto de mando. Luego de que era también auxiliar universal de oficina. Es decir, que actualmente percibe más de 30 mil pesos al mes, de acuerdo con lo que establece el tabulador vigente. Como auxiliar universal de oficina cobraba 2 mil 641 pesos, precisa.

Resaltó el caso de Verónica Gutiérrez Fragoso, quien después de ocupar una plaza como auxiliar de servicios de intendencia ganando 2 mil 203 pesos mensuales, pasó a primera categoría universal de oficina y posteriormente, Valdemar Gutiérrez la colocó en categoría N63 de confianza, nivel más alto en nómina ordinaria, también con más de 30 mil pesos mensuales, según el tabulador.

“Esos son privilegios que se gozan por ser familiar de Valdemar Gutiérrez y tener amistad con Manuel Vallejo”, denuncia.(Julián Sánchez/El Universal)

Visto en: Diario.mx

¿Que opinas sobre este tema?