Más de 200 casos de supuesto fraude a cargo del abogado Stephen Siringoringo son los que ha atendido Occupy Fight Foreclosuredurante las reuniones semanales que lleva a cabo para orientar a quienes han sido víctimas de ejecuciones hipotecarias abusivas.

Tal es el caso de la señora Mercedes Caamal, residente de Rialto, quien esta semana tuvo que declararse en bancarrota para evitar que su casa fuera colocada en venta por el banco Wells Fargo.

En el 2011 la señora Caamal vio por televisión un comercial de la Firma Legal Siringoringo, en el que prometían una modificación de préstamo para reducir el pago de su vivienda.

“Pasaban el comercial muy bonito todo, gente que decía que había recuperado su casa, que si estabas batallando con tus pagos, ellos te ayudaban”, mencionó.

Aunque los anuncios televisivos indicaban que no cobrarían por adelantado, de entrada la señora Caamal tuvo que pagar $2,500 dólares y luego una mensualidad de $495 durante todo el proceso, aunque a final de cuentas no le resolvieron la modificación de préstamo y su casa cayó en embargo.

“En total me robaron como seis mil dólares”, denunció la señora Caamal. “El 10 de julio nos dijeron que ya no podían hacer nada, entonces confiamos en otro abogado y ese también nos robó cuatro mil dólares”.

Las oficinas de Siringoringo que operaban en el Sur de California cerraron a finales de julio, luego de que un juez de la barra estatal de abogados le suspendiera la licencia y le prohibiera seguir ejerciendo ya que representaba una amenaza para sus clientes y el público en general. Por ende, nuestros intentos por contactarlos fueron infructuosos.

El personal que trabajaba con Siringoringo al parecer fue transferido a las oficinas de otros socios, reveló una fuente, donde estarían realizando el mismo esquema de fraude con las modificaciones de préstamo.

Occupy Fight Foreclosure ofrece asesoría a las víctimas de embargos, de manera gratuita, cada martes y domingo en el restaurante Denny’s ubicado en el 530 de Ramírez St, en el centro de Los Ángeles. Ahí se atienden las dudas de los casos para modificar préstamos o detener la venta de las casas, así como referir las situaciones de emergencia a la firma de abogados pro bono Public Counsel.

Michael Soller, portavoz de Public Counsel, mencionó que han registrado ya los casos de 25 víctimas de Siringoringo y que las historias y patrones de conducta de esa firma de abogados son muy similares.

“Son personas que de manera desesperada acudieron a Siringoringo, pagaron dinero y no recibieron nada”, mencionó Soller. “Seguimos investigando estos casos para determinar qué acción legal podemos tomar”.

Indicó que quienes hayan sido víctimas de Siringoringo podrán exponer sus casos en próximas reuniones que se estarán llevando a cabo en Public Counsel y para las cuales deberán llamar por teléfono.

Carlos Marroquín, coordinador de Occupy Fight Foreclosures, dijo que estarán insistiendo a la procuradora estatal Kamala Harris para que abra un caso criminal en contra de Siringoringo y establezca protecciones a los dueños de casa que hayan sido víctimas de este tipo de abogados.

¿Que opinas sobre este tema?